La Superliga Orange disputada en IFEMA, vivió la mejor final de su historia en una partida entre Giants Gaming y MAD Lions que se dirimió en el quinto mapa y que al final coronó como campeón del League of Legends a Giants.

La Gamergy acogió lo que para muchos fue la mejor final de la historia de LoL a nivel nacional ante la atenta mirada de miles de personas que salieron más que satisfechas y en la que el verdadero vencedor fue el espectáculo.

Giants, llegaba como claro favorito a la final, después de realizar una fase regular inmaculada en la que únicamente habían perdido un mapa, además de contar con la ventaja de tratarse de un equipo de una categoría superior como es la LCS.



Sin embargo, los esports son un deporte y como tal entra en su génesis la opción de que en cualquier momento pueda saltar la sorpresa. En esas estaba MAD Lions, que entrenados por Alvar «Araneae» Martín Aleñar llegaban a la final con el ánimo por las nubes dispuestos a hacer saltar todas las apuestas y coronarse como los reyes del League of Legends a nivel nacional.

Una final de infarto que acabó 3-2

Apunto estuvieron de lograrlo. En los dos primeros mapas, MAD Lions, comenzaron dominando las partidas, pero el equipo de David «Lozark» Alonso, actualmente nuevo director deportivo de los Gigantes, no se dejó sorprender y sacó a relucir su mayor experiencia y su mejor nivel para dar la vuelta a las dos partidas y poner un 2-0 en la final que parecía sentenciarla.

Pero como ya hemos dicho, esto es deporte y mientras existiese una rendija de posibilidad, los Lions estaban dispuestos a luchar por aprovecharla.

Así lograron hacerse con los dos siguientes mapas, dejando la final empatada a dos y con el corazón en la boca a los miles de aficionados que asistían a este maravilloso espectáculo.

Parecía que el cuento de la cenicienta podría volver a repetirse, pero nada más lejos de la realidad. En el quinto y definitivo mapa, Giants, supieron sobreponerse a la presión que recaía sobre ellos y sobre todo a un equipo que venía con la moral por las nubes después de haber conseguido lo más difícil, lograr que la final siguiese viva.

En ese momento, emergió la figura de Hyeong Min «Ruin» Kim para desnivelar la balanza y lograr que su equipo se alzase con una tercera partida que había comenzado algo alocada y que supondría la victoria definitiva de los gigantes sobre MAD Lions.

De esta forma, Giants, lograban alzarse con el campeonato en Gamergy cuatro ediciones después. Un equipo que volveremos a ver competir en la máxima competición continental en unos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre