La popular plataforma de distribución de videojuegos Steam cambiará su política de distribución de ingresos generados gracias a la venta de juegos en ella. La proporción de dinero que percibirán los desarrolladores con mayores ventas será mayor.

La actual partición de las ganancias es de un 70% para la distribuidora del videojuego, y un 30% para la plataforma. En un futuro ésta cambiará a ser de un 75% para editoras, si facturan más de 10 millones de dólares en Steam; el porcentaje podrá aumentarse a un 80% del total de ingresos si un juego hace un caja de 50 millones de dólares.

Esta modificación de la política de monetización sin embargo no ha sido bien aceptada por algunos editores y desarrolladores. Los más pequeños se quejan de que con el cambio no salen beneficiados y se siente olvidados por Valve. Rami Ismail, creador de Nuclear Throne, dijo que la nueva política solo beneficiaría a aquellos que más ganan, olvidándose de los que quizás necesiten más ingresos para poder continuar creando juegos.



Otro en sumarse a las críticas ha sido Brian Bucklew, autor de Caves of Qud, respondió a la polémica con ironía, haciendo referencia a la necesidad de ingresos que tienen los grandes lanzamientos triple A.

Recuperar la iniciativa

La modificación del reparto de ingresos en los juegos que más facturen en Steam viene encaminado a recuperar la distribución de juegos triple A cuyas compañías han creado plataformas paralelas para evitar salir a través de Steam y poder ganar un dinero extra. Valve puede ofrecer un reparto más atractivo a las distribuidoras que han decidido recientemente fundar sus plataformas, como Ubisoft o Bethesda, o Activision, que decidió vender sus juegos por Battle.net. También pueden ofertar un mayor público y un servicio cuidado, con mucha experiencia, en Steam.

Está por ver si lograrán traer de vuelta a los triple A a sus redes, y con ellos recuperar la posición preeminente que tuvo en los últimos años, y se está erosionado, en el sector del videojuego.

1 COMENTARIO

  1. Entiendo la postura de las desarrolladoras indies, pero Steam es un negocio y ya saben donde se meten al publicar su juego en la mayor plataforma de videojuegos en PC/MAC.

    Es un entorno al que le queda mucho por evolucionar, como hasta hace unos años, que no se podían devolver los juegos que se compraban. O la interfaz, que da un asco tremendo y parece hecha con excel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre