La región china está posicionándose como una de las mayores potencias en cuanto a deportes electrónicos, no solo en el éxito de sus equipos que se han alzado con la victoria en los mundiales de League of Legends o Hearthstone. En el plano económico y de inversiones en el sector, empresas chinas como Tencent lideran en los eSports.

China es un país que está despegando a pasos agigantados. Desde la reforma económica llevada a cabo por Deng Xiaoping a finales de los 70, el capital occidental ha ayudado a levantar y a explotar la potencia económica del gigante asiático, que había sufrido debido a la continua guerra que asoló el país durante medio siglo. Sumado a la guerra, las catastróficas reformas llevadas a cabo por Mao tras el fin de la Guerra Civil China habían arruinado las cosechas y la producción agrícola, provocando hambrunas en el mundo rural y una industria de baja calidad y rentabilidad.

Al crecer la economía del país desde el año 78, trajo como consecuencia el desarrollo lento en los primeros años pero exponencial actualmente de una clase media en las ciudades chinas en continua expansión. Una población rural afectada por las consecuencias de El Gran Salto Adelante, migraba a las ciudades para dedicarse a los trabajos en la recientemente llegada industria occidental que cada vez requería de más chinos para trabajar en ella, según se expandían las zonas Económicas Especiales. En estos empleos los trabajadores obtenían un sueldo, que aunque menor al de sus homólogos occidentales, era muy superior al de sus antiguas ocupaciones en el medio rural.

Deng Xiaoping fue el artífice del cambio económico en China.
Deng Xiaoping fue el artífice del cambio económico en China.


Al crecer la clase media en los últimos 40 años, creció con ella el ahorro y el consumo. Los chinos disponían de dinero que gastar, lo que hizo que las empresas occidentales trajeran sus productos al país. La nueva clase urbana y en especial sus hijos querían mostrar su recién adquirido estatus, y el consumo de bienes y servicios era para ellos una manera de romper con su vieja posición. Llevar ropa de marca Adidas o jugar tener un vehículo, americano o europeo era un símbolo del progreso del antiguo país socialista. Las consolas y el entretenimiento electrónico llegaron a China en esta época de expansión económica.

Un consumo muy alto de videojuegos

Los videojuegos cumplen una función muy importante, son un entretenimiento. Éste es especialemente importante para un individuo cuando tiene sus necesidades básicas cubiertas, entonces y solo entonces una persona se dedica a otros quehaceres más allá de la supervivencia. La clase media destaca especialmente por tener acceso al ocio, ya que el resto de preocupaciones están solventadas en su posición. En esta tesitura no es de extrañar que china con una clase media en pleno auge sea un gran mercado para el ocio, y en especial para los videojuegos, que son uno de los medios para ello más recientes y más interactivos.

Los juegos asociados a los eSports son tan populares en China por varios motivos, uno de ellos es la preferencia de los chinos por los cibercafés, ya que en su casa no disponen de un hardware para poder ejecutar los juegos. No son tan aficionados a las consolas como los nipones o los occidentales. Dado que se juega en cibercafés, la venta de videojuegos de una forma tradicional es menos rentable, ya que los propios establecimientos disponen de los títulos y no son comprados por los usuarios. Debido a ésto, las empresas han optado por el Free to Play como forma de monetizar los títulos. El consumo de videojuegos chino hace que títulos como League of Legends o Dota 2 sean mucho más populares, porcentualmente respecto al total de jugadores de la región, allí que en occidente. Aunque los reyes del mercado chino son juegos hechos especialmente para el mercado del país que siguen el modelo de juego gratuito. Una frase que describe ésto perfectamente es, los chinos están más dispuestos a gastarse 80 veces un euro que una vez setenta.

Cibercafé en China.
Cibercafé en China.

Free to Play y móviles

Sin embargo la tendencia de no comprar hardware se invierte con los dispositivos móviles. Los celulares son uno de los iconos de la nueva era y del capitalismo tras la caída de la Unión Soviética, y como tal arrasan en el consumista mercado chino, allí marcas como Apple hacen su agosto, y no es raro que se creen potentes teléfonos destinados al público del país. El acceso a internet se lleva a cabo más a través de dispositivos móviles que desde ordenadores, y además los chinos tienen potentes móviles. La suma de su preferencia por los teléfonos frente al ordenador y de la potencia de éstos, hace que suelan consumir videojuegos destinados a estas plataformas. Unido este gusto por los juegos en móviles al anteriormente descrito por juegos free to play de eSports; nacen títulos como Arena of Valor o PUBG mobile que son auténticos éxitos en el país asiático.

En números, el mercado chino cuenta con 450 millones de jugadores, con una población con acceso a internet de 802 millones de los 1200 millones de habitantes que tiene el país. Este público genera 22.2 mil millones de dólares, una cantidad muy importante, que ha dado a alas a empresas chinas dedicadas al sector.

Arena of Valor es uno de los juegos más rentables del mercado móvil.
Arena of Valor es uno de los juegos más rentables del mercado móvil.

Una de estas empresas es Tencent, el gigante chino de la tecnología se ha impuesto como la empresa más grande del sector del videojuego de todo el mundo. Tencent, una empresa china nacida a finales de los 90 como una tecnológica logró despegar gracias a que capitalizó mediante juegos propios de móvil el mercado chino del videojuego. Actualmente Tencent ha expandido su negocio adquiriendo algunas de las empresas de videojuegos más importantes a nivel mundial y en especial en el mercado chino como son Riot Games o Epic Games. La empresa con visión a seguir explotando el mercado chino ha comprado empresas o participaciones en compañías con relación con los eSports y el mercado móvil.

La gran popularidad de los títulos de eSports y su potencial humano hacen de China una gran cantera para equipos y jugadores. Esta pasión se demuestra en los resultados obtenidos por equipos chinos en los últimos años, siendo en League of Legends desde la season 2 unas de las regiones favoritas para ganar los Worlds año tras año. En juegos de estrategia como Starcraft 2 van a la zaga de corea, muy por delante del resto. En los eSports de Blizzard están también entre los favoritos, siendo subcampeones en Overwatch y campeones en Hearthstone.

El éxito retroalimenta a los equipos, los cuales se expanden e invierten en nuevos proyectos, como en el caso de las franquicias de Overwatch League. El crecimiento de equipos y ligas atrae nuevos inversores no endémicos, como el caso de KFC que ayudan a seguir impulsando los deportes electrónicos en el país del dragón. Otros más tradicionales como Tencent apoyan la competición, ya que su crecimiento supondrá más público y dinero para la empresa.

RNG es uno de los equipos más exitosos del país.
RNG es uno de los equipos más exitosos del país.

La intervención del gobierno chino

Sin embargo en los últimos tiempos está surgiendo un escollo para este desarrollo, el propio gobierno chino. El ejecutivo dirigido por Xi Jingping está tratando de atar en corto a las empresas tecnológicas, las cuales ve como una amenaza para su poder, ya que escapan en muchos casos a su control. Por ello está tratando de nacionalizarlas y de restringir su autonomía con medidas como restricción del juego a menores.

El mercado de los eSports en china es uno de los de mayor crecimiento, que en un futuro puede dar más de si tanto deportiva como empresarialmente. Sin embargo tiene problemas con los que lidiar, como la intromisión del gobierno chino, el cual puede sembrar con sal si no es cuidadoso este fértil campo para su país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre