Tras anunciarse que Counter Strike Global Offensive tendría su propio modo Battle Royale; la pasada semana, fue desvelado que el juego de Valve pasaría  a ser un Free to play. Esta decisión por parte de sus desarrolladores ha traido consigo un opiniones encontradas por parte de la comunidad.

Counter Strike Global Offensive lleva en el mercado desde agosto de 2012, en ese tiempo ha visto momentos mejores y  peores, pero últimamente, en especial desde la pasada primavera estaba en caída libre. Debido a que gran parte de fans de los shooter se estaban pasando a los juegos de moda, los Battle Royale. Esto se sumaba a la poca actividad por parte de los desarrolladores, que hacía un año que no lanzaban una operación con la que mantener enganchados a los jugadores.

Para remediar esta sangría Valve optó por el lema de “Si no puedes vencerlos únete a ellos” e imitó el modelo que estaba llevando a cabo Epic con Fortnite ofreciendo de manera gratuita el título y esperando facturar mediante la venta de cosméticos y lootboxes, que dicho sea de paso era la principal fuente de beneficios de CSGO. Ya que con la compra de tres llaves ya se supera el gasto que supone la compra del título, y más cuando muchos usuarios han adquirido su copia en las rebajas de Steam  a un precio mucho menor.



Además cabe recordar que un mayor tráfico de usuarios y de skins dando vueltas a su alrededor, repercutirá de igual manera en los bolsillos de Valve. Muchas veces se llevan a cabo las transacciones con éstas a través del mercado de Steam. Valve recibiría unos mayores beneficios simplemente por el aumento de volumen de usuarios.

Reacción de los usuarios

Los jugadores de Counter Strike no han recibido con jubilo la noticia del modo Battle Royale, al que muchos consideran incompleto. Aun más escéptica ha sido la acogida de la que anunciaba que su juego favorito pasaba a ser gratuito, ven muchos posibles inconvenientes en lo que podría venir con el cambio. 

Hace años Counter Strike tuvo un problema con los hackers, que se acabo atajando en parte gracias a los esfuerzos de Valve por endurecer sus controles, y al surgimiento de terceras páginas que vigilaban que nadie en tu partida usara chetos o trampas. Este frágil equilibrio logrado en el titulo podría venirse abajo con la llegada masiva de gente.

Al ser gratuitos muchos hackers podrían volver al juego, ya que tras ser baneados no necesitarían comprar una nueva copia de CSGO, con crearse otro perfil de Steam sería más que suficiente. La vuelta de esta gente tan indeseable podría suponer para  CSGO lo mismo que fueron los tramposos para PUBG; un mazazo importante que acabó desanimando a muchos de jugarlo y los empujó a probar el juego de Epic.

Otro de los argumentos usados por los usuarios descontentos es que: los “novatos” bajarán el nivel medio del juego, haciéndolo más aburrido de jugar. La gente no sabrá lo que está haciendo. Por último una queja recurrente es el gasto monetario que supuso la compra de CSGO a los usuarios, que no será devuelto.

Los usuarios piensan que no se tendría que haber llegado a ésto, que el juego se podría haber tratado de revitalizar mediante otros métodos, como el lanzamiento de nuevas operaciones. O mediante un mayor apoyo al competitivo.

Posibilidades del cambio

Los números de CSGO, no son malos en absoluto, es uno de los videojuegos en línea más jugados a diario, con unos números que muchos triple A de reciente lanzamiento querrían para sí. Sin embargo Valve quiere parar su caída y retomar la senda del éxito.

No  es la primera vez que para solucionar sus fallos se fija en la competencia que le estaba pasando por la izquierda. Cuando CSGO fue lanzado al mercado no acabó de despegar y sus números eran menores que los de su antecesor Source. Sin embargo se inspiró en el pujante mercado de Skins que otros juegos como League of Legends estaban explotando, y logró hacer más atractivo CSGO, además de mucho más rentable.

Esta vez no es solo un cambio cosmético, sino que la evolución hacia al free to play afectarán a la base de jugadores. Solo queda por ver como estos recién llegados se integran en la comunidad veterana de Counter Strike. El tema de posibles hackers es serio pero seguro que la desarrolladora sabe como cuidar su juego, y más cuando la cantidad de ventas de artículos y micropagos está tan relacionada con el servicio que se ofrece en el juego

No es el primer movimiento de este tipo por parte de Valve, anteriormente se intento levantar Evolve de una manera similar pero se fracasó.

Por ahora las cifras le están dando la razón a Valve y en los últimos días esta experimentando un fuerte impulso en número de jugadores en CSGO. Hay que ver si la tendencia si mantiene y Counter Strike vuelve a ser un gigante más allá de los eSports.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre