El pasado diciembre Epic Games anunció que entraría en el negocio de la distribución de videojuegos con una tienda online. Ésta contaría con un reparto de beneficios más favorable a los desarrolladores que la reina del negocio Steam.

Steam lleva en la ola de la distribución de juegos online en PC desde finales de la década pasada. La plataforma creada por Valve en el año 2003 nació como una manera de mantener actualizados mediante parches los juegos de la desarrolladora. Sin embargo empezó a despegar cuando salió Half Life, que requería registro en la plataforma.

Primitivo cliente de Steam

Un lucrativo negocio

En 2007 Steam contaba con gran cantidad de servicios como chat de voz o la Comunidad de Steam, en cuyos foros se hacían reseñas de los títulos que se vendían, y se debatía de temas que guardaban relación éstos. El cambio importante llegó un año después cuando se relanzó Steam como tienda, apostando Valve por la distribución de gran cantidad de juegos a través de ésta. Los videojuegos que se vendían no eran en exclusiva de la propietaria de Steam, se sumaron poco compañías como Sega, Activision, Rockstar o Bethesda.



El éxito de la plataforma fue tal que Valve se convirtió en 10 años en el líder indiscutible en cuanto a la venta de videojuegos de manera online. Logrando una cantidad de público, que jugaba a los títulos adquiridos en la plataforma, que se contaba por millones. Tan eficaz fue el modelo de la tienda que en una época en la que el juego en PC estaba lastrado, debido a la piratería endémica, logró acabar con esta lacra de manera efectiva.

Actual cliente de Steam

La guerra a la piratería

La idea de Valve de que la piratería era debido a la falta de comodidad para el usuario en la venta de videojuegos, era verdad. Ofreciendo facilidades a través de sus herramientas, una actualizaciones continuas de manera sencilla y haciendo que comprar un videojuego fuera tan fácil como introducir tu tarjeta, logró que muchos usuarios de PC volvieran a consumir juegos de manera legal.

Con unos precios competitivos, inferiores a los de sus versiones en consola, a lo que se sumó un factor ajeno a Valve, como el abaratamiento del hardware potente para jugar en PC, el ordenador empezó a remontar en datos de jugadores. Nació así la PC Master Race.

Sin embargo los último años el camino que transita Valve ha empezado tener baches. Poco a poco las empresas dedicadas al desarrollo y distribución, cansadas de el reparto 70-30 que había en Steam empezaron a vender sus juegos a través de sus propias plataformas online. Empezó EA y le siguieron Activision y recientemente Bethesda.

Aunque la noticia que más podría preocupar a Steam fue que primero Discord y después Epic Games lanzaran sus tiendas online con unos repartos de beneficios mayores para los creadores de videojuegos. A través de éstas muchos desarrolladores menores, que no podían contar con su propia plataforma podrían ganar mejores porcentajes.

Cliente de Epic Store

Un rival duro

A pesar de esto. ¿Es más rentable vender fuera de Steam?. Por copia vendida, sin duda, el 88% ofrecido por Epic es mayor que el 70% de base que obtendría en Steam. Además de ésto hay que tener en cuenta otros factores como la cantidad potencial de copias a vender en cada plataforma. Discord a priori cuenta con un número menor de usuarios, y Epic a pesar de contar con Fortnite, no supera en PC al número de usuarios de Steam. Por lo cual Steam ofrece un público mayor, y a un precio similar entre plataformas, el consumidor elegirá la última debido a su servicio, que es superior al de sus rivales, y a que muchos usuarios tienen sus colección de videojuegos en esta plataforma.

Epic está tratando de ganarse una base, regalando videojuegos para atraer jugadores. Otra estrategia ha sido aprovecharse del punto negro de Steam, la basura que inunda la plataforma. La tienda de Valve tiene un serio problema con ésto, ha lanzado muchos juegos de escasa calidad ya que la tienda no ejerce ningún filtro directo. La situación hace que juegos que valgan la pena acaben sepultados entre los malos y que los usuarios estén saturados. La Epic Store será regulada para evitar esto desde un principio.

Si Steam no sabe poner coto a lo que sale del GreenLight puede estar en serio aprieto. Sin embargo si logra controlar su tienda y aumenta el reparto a los desarrolladores será difícil derrotar a Valve en ventas y ganancias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre