La cadena de comida rápida organizará un torneo de Call of Duty Black Ops IIII en el que participarán 16 conocidos creadores de contenido, cuyos nombres todavía no se han desvelado. La competición empezará el 17 de enero.

El torneo se llevará a cabo en el modo Battle Royale, Black Out, y contará con un premio de 50.000 libras para el campeón. Además del dinero en efectivo, KFC ofrece a los competidores la oportunidad de ganar una tarjeta negra de KFC, una tarjeta de membresía exclusiva que le permite a su titular comer de forma gratuita en cualquier restaurante de la compañía.

Una gran apuesta por los eSports y los creadores de contenido

KFC invirtió durante 2018 de manera importante en los deportes electrónicos , primero asociándose con ESforce para un evento centrado en los jóvenes y luego patrocinando al equipo chino Royal Never Give Up. La compañía también dirige una cuenta de Twitter centrada en los eSports, KFC Gaming, que publica regularmente contenido relacionado con juegos de Battle Royale, como Fortnite y Call of Duty. No es de extrañar entonces que KFC opte por un título de este género por su torneo.



Con anterioridad a 2018 la empresa de comida rápida había colaborado con Riot Games en China, permitiendo a los jugadores encargar comida de sus restaurantes desde un botón en League of Legends, e incluyendo publicidad en el juego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre