KT Rolster ha decidido sancionar a su jugador Song “Smeb” Kyung-ho por haber usando durante dos años una cuenta que no era suya. El jugador que pidió públicamente disculpas, será sancionado con 20 horas de servicios comunitarios.

Los esports luchan por convertirse en un deporte a todos los efectos. Es por ello, que cuidan todos los detalles tanto dentro como fuera de las competiciones.

Este dogma es el que pretende seguir cumpliendo el equipo sur coreano KT Rolster.



Uno de sus jugadores, Song “Smeb” Kyung-ho declaró públicamente que había utilizado la cuenta de otra persona durante dos años, del 2014 al 2016.

A pesar de haber reconocido su error y pedir disculpas públicamente, su equipo ha decidido tomar cartas en el asunto y sancionarle.

KT Rolster, comunicó que, a pesar de haberse disculpado, no se librará de la sanción. No importa los motivos por los que lo haya hecho, lo importante es que es culpable, por lo que le impondrán 20 horas de servicios comunitarios.

A pesar de la sanción impuesta por su propio equipo, “Smeb”, todavía tendrá que espera otra sanción que presumiblemente venga de parte de Riot Games.

La compañía todavía no se ha pronunciado en este sentido, pero se espera que le impongan una sanción económica y más horas de servicios comunitarios.

KT Rolster, segundo jugador sancionado

La situación que está viviendo “Smeb”, no es nueva en Corea del Sur.

Mata, actualmente jugador de KT Rolster, ya vivió una situación similar cuando fue sancionado por Riot Games con 500 dólares y 25 horas de servicios comunitarios.

 

Mata, al igual que en el caso anterior, decidió usar durante algún tiempo para jugar una cuenta que no era la suya. En este caso, se trataba de una cuenta que había creado con los datos de su madre.

La sanción que le impuso Riot Games, no afectó a la carrera profesional del jugador, ya que según las investigaciones de la compañía, no la usó con fines económicos o para subirla de manera ilegal.

Con este tipo de sanciones, se pretende tanto por parte de los equipos como por parte de las compañías organizadoras de los eventos, que exista un riguroso control de las actitudes y los comportamientos de los jugadores tanto dentro como fuera de la competición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre