Electronic Arts, guste más o menos es una de las empresas clave en el sector de los videojuegos, y mucho de el futuro tanto económico como de desarrollo de de la industria está ligado a sus decisiones y a su futuro.

Este futuro no parece muy halagüeño, desde junio la compañía ha visto como pierde 20.000 millones de dólares de capitalización; y sus acciones, que eran unas de las más pujantes de la industria del videojuego se han situado a niveles de principios de 2017.



Estos hechos pueden resultar sorprendentes. El pasado ejercicio fiscal EA tuvo el juego que más dinero generó en microtransacciones, Fifa 2018; que junto a NFL eran verdadera mina de oro para Electronic Arts. A pesar de estos precedentes el apoyo de los inversores se puso en entredicho en el momento del anuncio de Battlefield V.

Este título traía consigo grandes expectativas financieras por parte de los accionistas, que esperaban repetir el éxito de otros juegos de la saga de DICE, que junto a los títulos deportivos es bandera de Electronic Arts. Sin embargo el trailer que se mostró del juego en los días anteriores al E3 levantó una gran polémica por la presencia preeminente de la mujer en éste y ciertos aspectos irrealistas, ahogando todo “hype” por una parte de la comunidad. La gente que apreciaba cierto rigor histórico perdió de golpe el interés en el juego, uniéndose a éstos gente molesta con lo que suponían una agenda política en el juego.

The man who sold the world

Vista la publicidad negativa que estaba levantándose respecto al anuncio de Battlefield V, sin ni siquiera haber visto el contenido del título más allá del corto trailer, salió Patrick Söderlund a atajarla. El veterano directivo de EA acabó respondiendo a los críticos con la presencia de la mujer que o la aceptaban o que no compraran el juego, y claro, la comunidad montó en cólera, por como Patrick había antagonizado a los fans de Battlefield y potenciales compradores de su producto,

Patrick Söderlund

Desde esa declaración muchos grupos de usuarios que en un principio no se vieron en contra de EA por las políticas de género o la ambientación del título se unieron a las críticas, esta vez debido a la soberbia con la que la distribuidora trató a sus fans.

Visto que Soderlund en vez de apagar el fuego lo había avivado, y de qué manera, no quedó otra opción a Electronic Arts que forzar su dimisión. Pero aun así el daño estaba hecho ya y Battlefield V fue estigmatizado.

Crónica de una muerte anunciada

EA sacó varias betas durante el desarrollo final del juego para tratar de centrar el debate en el gameplay y novedades del juego. Sin embargo grupos rivales, por un lado a favor de la diversidad de género en los videojuegos, y por otro en contra de una determinada agenda política tomaron el videojuego como campo de batalla, no desarrollándose el debate en el campo buscado por Electronic Arts.

Para agravar este ostracismo al que parecía avocado el título se sumó otro factor, sus rivales en la estantería y en los catálogos online. Este año se lanzó al mercado una verdadera bomba, Red Dead Redemption 2, que acaparó gran parte de las compras y de la atención mediática. Antes del juego de Rockstar se lanzó Black Ops IIII, el cual obtuvo muy buena prensa gracias a su modo Black Out. Para evitar enfrentarse a estos juegos y repetir el destino de Titanfall 2, que pasó por un apretado calendario sin pena ni gloria, se decidió retrasar Battlefield V.

Ratio de likes/dislikes ne los trailers de lanzamiento de los títulos de este otoño.

La noticia no sentó bien a los inversores, que esperaban que se siguiera la fecha un principio aunciada de lanzamientos del juego, y empezar a generar dinero desde antes. Además se vio las dudas de la compañía respecto al éxito de su juego. Estos dos factores hicieron a algunos saltar del barco, y el descenso iniciado con la polémica y la perdida de apoyos de la comunidad se agravó abriéndose una seria vía de agua

En las pasadas semanas fue lanzado Battlefield V, y como todo auguraba la comunidad no lo compró, teniendo menos de la mitad de ventas que Battlefield 1. La polémica lo había noqueado, y muchos se negaban a apoyar lo que se quería hacer con la franquicia, y aun menos a EA; en consecuencia la gente opinó con la cartera. Y un shooter que no es malo acabó en un estrepitoso fracaso. Tanto fue el escalabro que para las ofertas navideñas, la compañía llegó a rebajar un 30% el juego, cuando no lleva ni un mes en el mercado.

Este fracaso de lanzamiento significó una mayor perdida de confianza por sus inversores, que vieron como este año no iban a sacar el reedito esperado a una de sus franquicias insignia. También se sumó que los números de Fifa 2019 no estaban siendo tan altos como los de su predecesor.

Un barco a la deriva

Visto este fracaso, EA no parece haber reflexionado de que necesita el apoyo los fans de sus sagas y que estos deben de ser escuchados. En un reciente evento se mofó de las polémicas que habían matado a su juego y acabado con lo que podría haber sido. Debe de hacer juegos para sus fans, ya se ha demostrado que la gente a la que querían incluir en su entrega diversa no lo han comprado, siendo un rotundo fracaso en ventas.

Evento de lanzamiento de Battlefild V.

La situación de EA es sintomática, de una industria que parece en ocasiones haber perdido el norte y tener unos objetivos de inclusión que chocan los de sus seguidores; que no quieren que la industria sea más igual de una manera artificial y forzada.

El problema no es la inclusión de la mujer, sino que aparezca en juegos que no debería o con un claro fin de lo políticamente correcto. Protagonistas femeninas como Sadie Adler en Red Redemption 2 demuestra el apoyo que puede tener por parte de la comunidad una mujer bien construida.

Sadie Adler demuestra una gran construcción del personaje.

Aunque no toda la hecatombe de EA es culpa de Battlefield V, los grandes números de la compañía y de Battlefield 1 debieron de dar a los inversores una falsa imagen de lo que podía ofrecer la empresa en un futuro cercano, y cuando se vio que ni Fifa 2018 ni Battlefield 1 iban a repetirse muchos saltaron del carro. Pinchando al caer lo que bien puede ser una burbuja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre