El swatting es una broma pesada que se ha puesto muy de moda en internet. Para acabar con esta peligrosa tendencia, la policía de Seattle ha creado un registro con el cual los ciudadanos puede registrar su preocupación por el swatting, y la policía podrá verificar los caso falsos de llamadas de emergencia a estas direcciones registradas.

Internet es un lugar lleno de bromas, las cuales pueden ir desde que aparezca el vídeo de «I never gonna give you up» de manera inesperada a otras más pesadas y peligrosas. Una de las más arriesgadas para el que recibe la broma es el swatting, el término designa a llamar a la policía con el pretexto de una emergencia en casa de un tercero, en muchos casos relacionada con la presencia de alguien armado y peligroso. Desgraciadamente se ha hecho muy popular hacer esta broma a los streamers, lo han llegado a sufrir algunos tan importantes como Phantom Lord. El swatting no es algo carente de riesgos y en ocasiones se ha saldado con la vida de quien la sufre, ya que en algunos países, la policía suele ser de gatillo fácil y más al responder a una llamada sobre alguien de peligro.



Para solucionar esta peligrosa moda, la policía de Seattle ha creado un registro que tratará de impedirlo. Éste está basado en una interior iniciativa llamada SMART 911, que permite a los ciudadanos de Estados Unidos registrar sus condiciones médicas como ser sordo o tener alguna discapacidad, permitiendo a las fuerzas de seguridad dar una respuesta adecuada evitando peligros para el ciudadano.

Comprobar la veracidad de la llamada

La iniciativa de la policía de Seattle va más allá y permite ver si la llamada de emergencia es real o si se trata de un caso de Swatting. El nuevo sistema ideado por la empresa Rave Facility como una versión comercial de SMART 911 permitirá a los residentes inscribirse como preocupados por el Swatting, y en caso de recibir el servicio de emergencias una llamada concerniente al domicilio de uno de estos ciudadanos, el servicio de emergencias se pondrá en contacto con el domicilio para saber si es un caso o no de Swatting, mientras una patrulla se dirige al lugar.

Este sistema para evitar esta pesada broma surge del clamor popular de habitantes de Seattle que están hartos del swatting. Esperemos que gracias a esto la policía de Seattle pueda acabar con este peligro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre