Los eSports son una industria joven, que se encuentra en constante crecimiento. A pesar de ser una industria novedosa, que cada vez cuenta con más protagonismo, cuenta con una característica negativa, el papel de la mujer dentro de los eSports.

Aunque se trata de un mundo nuevo, en el que se esperaría una mayor igualdad de género, la realidad es bien distinta en prácticamente todos sus ámbitos, desde las jugadoras hasta analistas o entrenadoras.

La falta de oportunidades, el protagonista de este problema

Para comenzar tratando este tema hay que observar las distintas competiciones de primer nivel de eSports que podemos encontrar y hacernos una pregunta, ¿por qué no hay tantas jugadoras profesionales?.



Esto es algo que llama la atención, sobre todo si tenemos en cuenta que algunos equipos de primer nivel como ASUS, Movistar Riders, Penguins o MAD Lions han comenzado a incluir figuras y equipos femeninos de eSports entre sus filas.

ASUS ROG Army

Las facilidades que encuentran los hombres a la hora de hacerse un hueco dentro del mundo profesional de los eSports son muchas más de las que se puede llegar a encontrar una mujer.

Bárbara “Barbara” Calvo, quien fuera jugadora de CS:GO en Baskonia eSports hace algunos años nos explica que “en el ámbito de la competición creo que sigue igual, no se si es por falta de oportunidades o por otros factores pero la realidad es la que es: no hay mujeres compitiendo a niveles altos ni en España ni en el resto del mundo. Dónde si he visto un crecimiento muy grande es en otras tareas y puestos de trabajo que no tienen que ver con la competición directamente pero si están ligadas a los esports. Muchas mujeres forman parte ya del staff de grandes clubes y ligas españolas.”

Muchas veces se escuchan excusas como que “las mujeres no juegan a los videojuegos tanto como lo hacen los hombre”, pero la realidad es otra, la agencia “Play The Game” descubría un dato muy interesante, en España el 44% de los jugadores de videojuegos son mujeres.

Un número mucho más alto del que muchas personas se esperarían, y que refleja que el problema no está en que no hay mujeres jugadoras, sino que estas no gozan de las mismas opciones que tienen los hombres por parte de organizaciones y empresas.

Aunque no todo son malas noticias, como ya hemos dicho hay algunas empresas que comienzan a dar oportunidades a mujeres, es el caso de Movistar Riders, que lo hizo apoyando a Zombie Unicorns un equipo de League of Legends formado por mujeres.

También encontramos otros casos como el de ASUS Rog Army y Penguins, que apostaron por crear sus propios equipos de League of Legends formados por mujeres, o el de MAD Lions, que hace poco anunció la inclusión de tres mujeres en su academia de Clash Royale, quedando un equipo mixto.

Pero estos no son los primeros equipos en hacerlo, en Counter-Strike nos encontramos con figuras como la de Bárbara “Barbara” Calvo, quien disputó la Season 9 y 10 de la LVP con Baskonia eSports, un equipo mixto en el que encontramos a jugadores como “Kanarito” o “bladE”.

“Barbara” lleva varios años sin pisar la escena profesional, y aunque no se plantea volver al juego, reconoce que “viendo como ha subido el nivel las últimas temporadas, tendría que dedicar mucho tiempo –el cual no tengo actualmente- para volver a estar entre los mejores. Lo que si, voy a estar siempre siguiendo muy de cerca las competiciones y espero que ligada de alguna manera a este mundillo.”

Al igual que “Barbara”, también hay muchas otras figuras femeninas que consiguieron dar el salto a una liga masculina, es el caso de Maria “Remi” Creveling, una jugadora estadounidense de League of Legends que llegó a jugar en la LCS NA en el año 2016 con Renegades.

Ligas masculinas, femeninas o mixtas, ¿qué es mejor?

Por norma general, la mayoría de ligas y competiciones de eSports son mixtas, no cuentan con restricciones de género y permiten que tanto hombres como mujeres participen en ellas.

Pero lo cierto es que en muy pocas ocasiones vemos equipos mixtos o femeninos compitiendo con equipos masculinos.

Esto, según “Barbara” se sucede por una razón principal, “por comodidad, no niego que las mujeres que se resignan a jugar competiciones femeninas no tengan ambición ni ganas de mejorar, pero se acomodan y se limitan a estas competiciones puesto que conseguir una gran recompensa económica es sencillo. Al final para mi supone un problema muy grande, ya que para mejorar debes jugar contra gente mejor que tú, y al final las chicas terminan jugando siempre en el mismo círculo y produce un estancamiento de nivel enorme”.

En algunas ocasiones se han podido ver equipos mixtos compitiendo contra equipos completamente masculinos, pero esta situación cada vez es menos común.

A pesar de no darse esta situación, “Barbara” nos reconoce que “son completamente viables y me parecen la mejor alternativa para aunar ambos sexos. Veo bien la creación de competiciones femeninas porque me parece más sencillo a la hora de integrar la mujer en la competición pero éstas deberían ser puramente simbólicas, sin grandes premios y con el único objetivo de fomentar y ayudar a dar el paso a aquellas mujeres que quieren empezar a competir. Básicamente, competiciones menores que fomenten la participación femenina, pero una vez se llega a un nivel alto pasen a ser mixtas.”

Tampoco se ven equipos completamente femeninos compitiendo junto a equipos masculinos, suelen enfrentarse a otros equipos femeninos en torneos distintos, como es el caso del IEM Katowice de CS:GO, que cuenta con un torneo masculino y uno femenino.

eSports

Los comentarios de muchos usuarios con respecto a la inclusión de las mujeres en ligas o torneos donde compiten equipos masculinos no son muy esperanzadores, muchos de estos usuarios defienden que las mujeres no tienen la calidad suficiente para competir contra hombres.

Además cuando una mujer logra acceder a un equipo muchas veces tiene que aguantar comentarios poniendo en duda su habilidad o sus razones para estar en el equipo y que como explica “Barbara”, “es un problema de la sociedad, la cual tiene una base machista grave y se extrapola a la mayoría de ámbitos alcanzando por supuesto, al ámbito de los videojuegos. A medida que se vaya corrigiendo esta actitud, se irán viendo mejoras, pero no tengo muchas esperanzas, es triste pero lo mejor es aprender a vivir con ello.”

A los eSports aún les falta mucho trabajo para integrar por completo a las mujeres en este ámbito, aunque se han realizado bastantes mejoras, sobre todo en la escena empresarial, en la que cada vez vemos más mujeres protagonistas, todavía queda mucho trabajo por delante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre