McDonald’s, el gigante estadounidense de comida rápida, ha decidido que termine su asociación con la Asociación Alemana de Fútbol y concentrar sus esfuerzos en establecer una relación con la famosa marca alemana de esports, ESL.

La marca de comida rápida estadounidense está siguiendo la estela de otras del sector, como KFC, que es un importante socio para equipos y para Riot Games en el mercado asiático. Está apostando de una manera importante por los eSports, dejando otras inversiones que a priori otras apuestas de la empresa como el patrocinio a la Asociación Alemana de Fútbol.

Este cambio de estrategia es debido a que McDonald’s quiere acercarse a los jugadores y usuarios de eSports que suelen ser consumidores de comida rápida. Con ésto tratan de aventajar a sus rivales en un mercado joven como son los deportes electrónicos.



McDonald’s colaboró ​​por primera vez con la marca de deportes ESL con sede en Colonia en enero de 2018, cuando se anunció que la empresa de comida rápida patrocinaría el torneo de juegos de ESL Meisterschaft. Esto no solo consistió en poner el nombre de la marca McDonalds en el evento, sino que también brindó a los jugadores y espectadores la oportunidad de ordenar hamburguesas, papas fritas y todo tipo de comida rápida directamente al lugar.

La compañía había tenido éxito anteriormente al patrocinar el torneo de Counter Strike Global de la serie Pro de BLAST en Copenhague. En el evento McDonald’s presentó un menú especial con temática de juego que estaba repleto de referencias de CSGO como Happy Meal “noob”, así como una gran comida combo “full buy”. Ésto siguió a su famosa hamburguesa McNiP, que fue creada para vincularse con la aparición de Ninjas in Pajamas eSports en un torneo de juegos sueco.

Menú de McDonals con referencia a términos de CSGO.
Menú de McDonald’s con referencia a términos de CSGO.

Apuesta por encima de los deportes tradicionales

Fuera del continente, McDonald’s fue noticia cuando se convirtieron en el primer socio comercial del torneo del Campeonato Mundial de StarCraft II en Australia. Esto fue especialmente notable ya que se produjo días después de que la empresa de comida rápida decidiera dejar de patrocinar los Juegos Olímpicos. Aunque McDonalds parece haber dado la espalda al patrocinio deportivo tradicional, han encontrado los recursos para patrocinar el torneo de Madden Bowl en 2017, así como un torneo de FIFA 2018.

Que McDonald’s esté apostando por los eSports por encima de los deportes tradicionales demuestra el potencial que tienen para acercarse a ciertos públicos, que empiezan a estar más interesados en los eSports que en otros deportes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre