Movistar ha presentado hoy, con el respaldo de los equipos masculino y femenino del club de eSports Movistar Riders, su apoyo a la iniciativa internacional #MyGameMyName que denuncia el tratamiento machista en la industria de los videojuegos.

#MyGameMyName surge como una propuesta de la organización mundial Wonder Women Tech (WWT), cuya misión es resaltar, empoderar y educar a las personas con poca representación en las industrias STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas por sus siglas en inglés), entre ellas las mujeres, con el objetivo de obtener una mayor presencia de estos colectivos en estos ámbitos.

La campaña que impulsa Movistar ahora en España pretende poner fin a las agresiones verbales hacia las mujeres a través de las herramientas sociales tanto en los videojuegos como en su vertiente profesional, los eSports, así como transmitir los valores de igualdad del deporte y el uso responsable en la tecnología.



Las mujeres ya representan más del 35% de los gamers en el ámbito mundial

La Industria global de videojuegos invierte dos veces más que la cinematográfica de Hollywood y las mujeres ya representan más del 35% de los gamers en el ámbito mundial. En concreto, en España, desde los 6 hasta los 24 años hay casi tanto gamers hombres como mujeres. Así, en 2018, del total de jugadores de esas edades el 45% eran chicas y el 55% chicos.

Coincidiendo con la próxima celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, Movistar lanza una campaña con vídeos rodados a modo de experimento y protagonizados por algunos de los jugadores y youtubers más conocidos, a los que Movistar ha invitado a jugar una partida real con alias femeninos y sentir en su propia piel lo que ellas viven, mientras sus compañeras gamers asisten en silencio como testigos a la desagradable experiencia.

Los jóvenes califican de “frustrante” y “lamentable” las reacciones de los demás jugadores que “escondidos detrás de una pantalla”, acosan a las mujeres y animan a estas a seguir compitiendo porque “tenemos que luchar contra esto”. Todos ellos hacen una reflexión y expresan su rechazo y condena a la violencia, dejando claro que en los videojuegos en general y en los eSports en particular, como en cualquier otro ámbito, no cabe la ofensa, el lenguaje inapropiado ni el engaño.

Con el apoyo a este proyecto, la compañía pretende convertir a Movistar en una marca comprometida con el uso sano y seguro de la tecnología, todo ello transmitiendo los valores deportivos en el ámbito electrónico y fomentando las vocaciones digitales y nuevas habilidades que esta actividad aporta a quienes la practican, siempre desde su uso responsable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre