Movistar Riders es uno de los tres equipos que está disputando los clasificatorios para la Pro League de Call of Duty desde el día 16. El club madrileño consiguió una plaza en este torneo gracias a su gran actuación en el CWL de Las Vegas, donde acabaron en el puesto 25.

Junto a Movistar encontramos a Vodafone Giants y a Team Heretics, los otros dos clubes españoles que buscarán ascender a la máxima liga de Call of Duty.

En la primera jornada del clasificatorio, tanto Movistar como Heretics conseguían resultados increíbles, ambos acabaron con dos victorias de dos partidos jugados, un comienzo perfecto. El caso de Giants fue distinto, los gigantes comenzaron el primer día de clasificatorio con mal pie, lo que les colocaba en un punto difícil.



Ayer se disputó la segunda jornada de este clasificatorio, una segunda jornada que fue completamente distinta para los equipos españoles. Sólo Giants conseguía sacar algo positivo, y es que los gigantes consiguieron una victoria ante Lighting Pandas que todavía les da una oportunidad de seguir vivos.

Tanto Team Heretics como Movistar Riders sufrieron una de sus peores jornadas, los herejes dejaron escapar una victoria importantísima ante Team Envy, que fueron capaces de remontar un 0-2 en contra.

Caemos ante @Envy tras perder el último ByD por 2-3.

Hemos peleado hasta el final y mañana iremos a por todas.#VamosHeretics💚 #ExploringTheWorld pic.twitter.com/r3n6LFxiFH— Team Heretics 💚 (@TeamHeretics) 17 de enero de 2019

Movistar tampoco tuvo su mejor noche, su primera derrota ante Evil Geniuses estuvo marcada por la polémica del primer mapa, y tampoco pudieron conseguir la victoria ante Mindfreak en el segundo encuentro. Riders se queda con dos victorias y dos derrotas, lo que le coloca con posibilidades de avanzar en el clasificatorio.

El juego le robó el primer mapa a Movistar Riders

Durante su primer partido de la tarde, Movistar Riders sufrió un duro golpe por parte del juego. En el primer mapa disputado, Punto Caliente en Gridlock, Movistar Riders terminó derrotado por un ajustadísimo 249-250.

La polémica llegó al final de ese primer mapa, Riders se encontraba dentro del punto con 245 y a falta de cinco segundos, lo que le hubiera otorgado los cinco puntos necesarios para llevarse el mapa. Pero entre el segundo dos y el uno, cuando Movistar tendría que haber sumado dos puntos el juego solo le dio uno, haciendo que el tiempo terminase y se rotase a un nuevo punto.

Los jugadores de Evil Geniuses conseguían hacerse con ese nuevo punto y aguantar los segundos necesarios para alcanzar los 250 puntos. De esta manera Evil Geniuses conseguía llevarse el primer mapa y adelantarse en el marcador, algo que, de no haber pasado ese bug, hubiera caído del lado español.

Desde Movistar Riders, su director deportivo Jorge «SpiritGG» Sainz ha explicado que reclamaron a la MLG, organizador del evento, por el bug del juego, pero estos no se hicieron responsables. La explicación deja bastante que desear, y es que, como cuenta SpirtGG, desde la MLG consideran que ese tipo de bugs no son reclamables y que prevalece lo que sucede en el juego.

Movistar acabó el día encajando otra derrota más, lo que les complica el pase directo a la Pro League pero que les sigue dejando con muchas posibilidades de avanzar a la segunda fase del clasificatorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre