Hace poco menos de un año, cuando Ninja empezó a stremear el por entonces nuevo juego de Epic Games, nadie le diría que se acabaría convirtiendo en un afamado streamer de Fortnite. Hace pocas horas anunció vía Twitter lo que quizás es el logro más importante de toda su exitosa carrera.

Fortnite se ha convertido en un fenómeno imparable, que ha batido todos los récords y ha ganado una gran popularidad, llegando a ver a jugadores de fútbol profesional jugar partidas con youtubers como Dani Carvajal. Unido a Fortnite ha despegado un streamer, Tyler «Ninja» Blevins, gracias a su estilo carismático, su habilidad, su energía y el ser «familiy friendly», algo que no es muy abundante entre la mayoría de streamers de Twitch.

Ha logrado ser el más visto de Twitch, ya que siempre que emite está entre los que cosechan mejores resultados. Ha logrado acercar Fortnite a personajes públicos como el rapero Drake, con el que ha stremeado en ocasiones. Hace poco firmó un patrocinio con la marca de bebidas energéticas y espectáculos, Red Bull. Aunque quizás su mayor logro sea el que ha anunciado esta misma noche en su twitter, va a ser la portada de la revista norteamericana de deportes ESPN.



Cambios en el videojuego

Que una revista tan reconocida y prestigiosa se interese por la sensación del momento en cuanto al gaming, es un ejemplo de la aceptación popular que los videojuegos están logrando y del imparable ritmo de crecimiento que llevan. También, que una publicación deportiva se interese por los videojuegos puede ser síntoma del cambio de consideración que se tiene respecto los juegos, que están dejando de ser vistos como simplemente un «juego de niños» y se están explotando todas sus posibilidades, y entre ellas la competición y el negocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre