Tan solo unas semanas después de que hablásemos sobre el doping y el uso de trampas en el mundo de los eSports, hemos conocido la noticia de que uno de los jugadores de Penguins, Marc «Terexino» Laino, ha sido baneado por el sistema de Anti-trampas de Steam.

Terexino

Los conocidos bans por VAC son debido al uso de sistemas de trampas, que te aportan ventaja frente al rival en tus partidas. Los sistemas de trampas son muy variados, desde programas que te ayudan a acertar en la cabeza de los jugadores hasta otros en los que puedes ver a tus rivales a través de las paredes.



No se han dado detalles a cerca del tipo de cheats que ha podido usar Terexino, pero el jugador ya ha asumido su parte de culpa y ha reconocido haber usado trampas.

Muchos jugadores de la escena competitiva han aprovechado para confirmar las sospechas que tenían por el jugador de Penguins. A pesar de que el conjunto pingüino no estaba realizando un gran papel en la Superliga Orange, son muchos jugadores de la propia liga los que sospechaban de él.

El club ha emitido un comunicado en el que afirma que: «Desde el primer momento en que tuvimos conocimiento de la situación, el Club se puso en contacto con LVP para establecer la mayor colaboración posible. Al mismo tiempo, se ha llevado una investigación interna para recoger la mayor cantidad de información posible sobre el incidente.
Durante la mañana de hoy, el jugador implicado, reconoció sus actos a sus compañeros de equipo y les pidió perdón, abandonando el grupo ipso facto.»

Penguins pierde todos sus puntos

La Liga Profesional de videojuegos se ha posicionado al respecto. Ha tomado la decisión de vetar al jugar durante los próximos dos años de la competición.

Así mismo le ha quitado todos los puntos al equipo de los pingüinos, que ha pasado a ocupar la última posición de la tabla. A pesar de perder todos los puntos, Penguins sigue en la competición, y a partir de esta misma jornada podrá comenzar a sumar puntos nuevamente.

Esto les pone en situación de peligro, ya que se aseguran la posición en los puestos de descenso, por lo que tendrán que jugarse la permanencia ante los equipos que jueguen los distintos clasificatorios para ascender a Superliga Orange.

Además de esta sanción, el equipo ha sido castigado con 100€ de sanción al realizar un cambio fuera de tiempo en su plantilla debido al VAC ban de Terexino.

El castigo es mucho menor al daño

Son muchas las personas y jugadores de la escena competitiva los que han puesto en duda el castigo que reciben estos jugadores cuando suceden casos como éste. En la mayoría de ocasiones, los jugadores simplemente son expulsados del club y betados de las competiciones durante un periodo de tiempo que suele oscilar entre los 2 y 5 años.

A pesar de ello, este castigo sigue siendo poco. Recordamos que estos jugadores están cobrando un sueldo mensual y tienen contratos de trabajo. Además, al no conocer cuando usó trampas o desde cuando las lleva utilizando, quiere decir que es posible que alguno de los partidos ganados hubieran sido de forma fraudulenta.

Por todo esto, la comunidad piensa que en casos de cheats los clubes deben de tomar medidas legales frente a los jugadores, ya que el hecho de quedar baneado de una competición o cuenta de Steam no cura todo el daño que ha podido producir tanto a su propio club como al resto de equipos con los que se haya enfrentado durante la competición.

Estaremos atentos para saber quién será el sustituto de Terexino. Este suceso pasaría a ser el segundo caso de trampas en la Superliga Orange de Counter Strike: Global Offensive desde sus inicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre